El batido de proteínas es uno de los complementos estrella en la mayoría de los deportistas, ya que dota a nuestro organismo de una serie de nutrientes que necesitamos y más cuando estamos sometiendo a nuestros músculos a un estrés superior al que tendrán en condiciones totalmente normales de trabajo. Pero a la hora de tomar un batido de proteínas no todo nos sirve, sino que es necesario saber elegir el que mejor se adapta a nuestras necesidades.

En el mercado existen infinidad de marcas y tipos de batidos. Los hay que ofrecen más cantidad de proteínas que otros, pero siempre suelen llevar otra serie de nutrientes como las grasas o los hidratos de carbono, ya que depende mucho el origen del batido, pues pueden obtenerse a partir de suero de leche o por otro lado ser de origen vegetal. La procedencia de los mismos tendrá mucho que ver a la hora de escoger el tipo de batido que necesitaremos para crecer de manera limpia y sin adquirir peso extra o nutrientes indeseados como la grasa saturada.

Puntos a tener en cuenta al elegir un batido
Existen varios puntos a tener en cuenta a la hora de adquirir un batido de proteínas. En primer lugar debemos tener en cuenta la pureza de las proteínas y su origen, como hemos comentado antes. En casi todos los batidos las proteínas van acompañadas de hidratos de carbono, ya que el organismo también necesita reponer glucosa al haberla perdido a través del ejercicio, lo que no podemos hacer es consumir batidos que contengan altas cantidades de hidratos de carbono. Nunca los hidratos superarán a las proteínas en cantidad, ya que si esto es así lo que conseguiremos será ganar peso, pero no de manera limpia.

La cantidad en lo que se refiere a hidratos de carbono es recomendable que no supere los cinco gramos por cada cien de batido, ya que la procedencia de los hidratos de los batidos es a través de azúcares refinados, por lo que si nos excedemos se acumularán en nuestro cuerpo en forma de grasa. Es mejor que obtengamos estos hidratos a través de otras vías como los cereales integrales o los vegetales.

En lo que se refiere a las grasas debemos tener mucho cuidado, ya que éstas también están presentes en muchos batidos de proteínas, pues la gran mayoría provienen de suero láctico animal. Esta procedencia hace que la calidad de las grasas sea escasa, ya que en su mayoría son saturadas. Por ello debemos cuidar la procedencia de las proteínas y sobre todo la cantidad de grasa que contienen, que no debe superar nunca los cinco gramos al igual que pasa con los hidratos de carbono.

Estos puntos los tendremos en cuenta a la hora de acudir a la tienda a comprar nuestro batido de proteínas. Siempre nos fijaremos en las especificaciones nutricionales y si no entendemos su composición lo correcto es pedir consejo a la persona que nos atenderá y que es la que nos dará consejo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *